Ir al contenido principal

Entradas

Entrada destacada

Como supe que tengo linfoma de hodgkins

Un mes antes de perder a mi madre a causa del cáncer de pulmón de célula pequeña, me enteré que yo tengo linfoma de hodgkin.
Todo empieza un par de años antes.
Junio 2013 Me sentí una masa en el cuello. una pequeña bolita, del tamaño de una uva, muy definida y que  al tocarla se movía debajo de mi piel.  Llamé  a mi  cirujano plástico quien me mandó a hacer una tomografía de cuello y me remitió con el inepto especialista de cabeza y cuello, el doctor, digo inepto porque después de enterarme de mi enfermedad, descubro que mas de una persona, cercanas a mí habían sido perjudicadas por un muy mal diagnóstico, siendo un médico de renombre y especialista de cabeza y cuello) Después de revisarme minuciosamente, me dijo que no encontraba ninguna causa que le hiciera sospechar de alguna malignidad. Me mandó a hacer un perfil Torch, buscando toxoplasmas o algo que le diera una pista. Dijo que mientras no cambiara su forma y tamaño podía quedarse ahí sin problema. (en la tomografía aparecen mú…
Entradas recientes

Le Chaim!

Al día de hoy, a casi dos años de finalizar mi  tratamiento todo vuelve a tomar forma. la vida tiene color. Lo que la quimio dejo en mi cuerpo fue que quedé un poco osteoporótica, mi función tiroidea se ha alentado, aun conservo mi Trofeo (el port a cath) que orgullosamente luzco  y en la nuca ya no me creció el cabello en la zona radiada. ademas de esto, sigo teniendo frío y ha variado mi visión. Cualquiera de estas cosas seguramente le suceden a una persona sana y normal Así es que me siento como despertando de una pesadilla lejana y aun siento escalofríos y siento que las lagrimas me salen solas cuando se de alguien que es victima de esta enfermedad últimamente tan común. Mi médico tiene toda la razón. La medicina ha avanzado a pasos agigantados. El promedio de esperanza de vida ha aumentado y la calidad de vida promedio ha mejorado. Hay tantos avances que la gente ya no se muere de una enfermedad del corazón o de una neumonitis, para todos los padecimientos hay una solución médica…

La quimioterapia no me resultó, fue la radioterapia!

Cuando fui diagnosticada con linfoma de hodgkin en un principio me habían dicho los médicos que mi tratamiento sería de dos ciclos de abvd  y radioterapia. Pero no resultó como esperábamos. Después de un pet, seguía teniendo actividad metabólica. Probamos con dos ciclos más pero el siguiente pet no solo revelaba que m
La actividad metabólica había aumentado de 5.4 a 9.8. Casi como empecé. Me dieron dos ciclos más. En total 6. Aunque había disminuido la actividad metabólica, la quimioterapia no fue suficiente para eliminar el linfoma. El Paso a seguir era la radioterapia. Me daban un 20 % de probabilidad de que resultara efectivo. Si no resultaba, tomaríamos medidas más drásticas, un par de quimioterapias de otro tipo y finalmente iríamos por el transplante de médula, para lo cual sería necesario bajar mis defensas a 0 para poder realizarlo.
Era tan poca la probabilidad que me salí del consultorio. Por poco me rindo. Quería ir a la segura. Le dije a la radióloga que no quería yo pasar …

Siento miedo

Aun después de todas las punciones, piquetes, intervenciones, tratamientos, en fin todo lo que un paciente de linfoma de hodgkin ha pasado, sigo siendo una miedosa de las agujas. Más bien el miedo de volver a entrar a ese estudio llamado PET CT, sentir frío pensar mil cosas que se remueven en la memoria. Mañana me toca. Con todo mi valor reunido en mi persona iré y espero en Dios recibir buenas noticias.
 A veces me pregunto si realmente viví este fuerte episodio, ya no siento nada físicamente. Quedó en mi memoria y cuando lo recuerdo pienso que eso no lo viví yo. Es algo que le pasa a otras personas, no a mi.
Mis trofeos y recordatorios diarios me vuelven a la realidad. Pues sigo teniendo mi port a cath mi gastritis y mi cabello corto; mi habilidad para hablar fluidamente mermó un poco así como recordar palabras para poderme expresar. Otro de mis recordatorios es la mala calidad de mi dentadura y encías ya que a raíz de la radioterapia se vieron mermadas. Me duelen los pies al camina…

18 meses después...

Estoy muy feliz y agradecida con la vida!

El pasado julio del 2017 , 18 meses después de finalizar mi tratamiento, me realizaron las pruebas  necesarias para corroborar que estoy bien. La buena noticia es que estoy mejor que bien! alguno que otro detallito que no se pueda solucionar con una píldora o vitamina.  Desde que inicié mi tratamiento los médicos estuvieron muy pendientes de mi tiroides. Sabíamos que se podía dañar con el tratamiento en si o con la radiación. Pues finalmente sucedió. Estoy produciendo todavía la cantidad casi normal de hormona pero mi tiroides esta dejando de funcionar correctamente. También tengo deficiencia de vitamina D y quedé osteoporótica. Lo anterior es lo de menos. Se que fue una lucha muy difícil e intensa porque no entré en remisión al cabo de 6 ciclos de ABVD, fue después de 19 sesiones de radiación que pudimos terminar con el linfoma.
Poco a poco la pesadilla se ha convertido en un suceso ajeno a mi. No  siento que eso me sucedió a mí. Mi salud, mi…

Un año después de finalizar mi tratamiento

Ha pasado un año desde que terminé mi tratamiento, 6 ciclos de abvd y 19 sesiones de radioterapia.  Pasó tan rápido como una amarga pesadilla. Hoy quiero decirte que haber pasado por momentos difíciles y dolorosos valieron la pena. No me rendí.  Hoy tengo mi recompensa más grande!  Mi salud y  mi vida  de vuelta. Gané esta batalla!

Buen Resultado

Los días previos al PET son un poco sensibles. De miedo. Todo me regresa al principio. El simple recuerdo del impacto al recibir una mala noticia me hace llorar. Y es que fueron muchas juntas.  Me acuerdo de  mi madre y de lo mucho que sufrió.  He conocido de cerca muchos tipos de cáncer y sus alcances. Desde el peor, más invasivo y devastador de todos, hasta el que se puede curar con un duro tratamiento. Pero se cura. En  el peor de los casos, vi a mi madre elegir alargar su propia agonía por un par de meses (solo para que no estuviéramos de luto  en un festejo familiar).  Sus días estaban contados y ella lo sabía. De haber sabido lo mucho que iba a sufrir durante su tratamiento y en sus últimos meses de vida, no habría siquiera mencionado o sugerido que lo hiciera. Sólo fueron ocho sesiones de radioterapia y tres quimioterapias. 
Sólo fue cuando me enteré que yo tenía linfoma de Hodgkin cuando entendí la seriedad y la gravedad de un tratamiento para salvar tu vida.  Fue a unos días de …

Tips después de la radioterapia

Han pasado 14 meses de que inicié mi tratamiento. Después de 6 ciclos de quimioterapia con ABVD, recibí 19 sesiones de radioterapia para tratar el linfoma de hodgkin en tres áreas distintas: cuello y supra clavícular, cuello en la parte posterior del cráneo y axila. Terminé con la boca y lengua totalmente quemadas, dificultades para tragar y la piel de mi cuello quemada. En el área donde recibí la radioterapia perdí nuevamente el cabello.
Esta vez fue una quemadura por radiación. Por muchas semanas  (casi tres meses) perdí el gusto y obviamente baje de peso. Hay que dar tiempo al cuerpo para que sane naturalmente. Mi consejo, duerme mucho. Cuando duermes tus células se renuevan, tu descansas física y mentalmente, tú te renuevas.
Perdí una muela y solo despues  de 10 semanas de haber terminado el tratamiento me pudieron hacer trabajo dental, ya que era improbable que cicatrizara antes.
Mis recomendaciones durante y después de la radioterapia son:
Ve al dentista antes de iniciar tu tra…