viernes, 22 de septiembre de 2017

18 meses después...

Estoy muy feliz y agradecida con la vida!

El pasado julio del 2017 , 18 meses después de finalizar mi tratamiento, me realizaron las pruebas  necesarias para corroborar que estoy bien. La buena noticia es que estoy mejor que bien! alguno que otro detallito que no se pueda solucionar con una píldora o vitamina.  Desde que inicié mi tratamiento los médicos estuvieron muy pendientes de mi tiroides. Sabíamos que se podía dañar con el tratamiento en si o con la radiación. Pues finalmente sucedió. Estoy produciendo todavía la cantidad casi normal de hormona pero mi tiroides esta dejando de funcionar correctamente. También tengo deficiencia de vitamina D y quedé osteoporótica. Lo anterior es lo de menos. Se que fue una lucha muy difícil e intensa porque no entré en remisión al cabo de 6 ciclos de ABVD, fue después de 19 sesiones de radiación que pudimos terminar con el linfoma.
Poco a poco la pesadilla se ha convertido en un suceso ajeno a mi. No  siento que eso me sucedió a mí. Mi salud, mi calma, mi tranquilidad y mi fuerza han vuelto a mi, día tras día,  mes tras mes y cada vez mas lejano. Antes me estremecía. Hoy es un vago recuerdo de un episodio amargo en mi vida.  Cada día que pasa tengo mas confianza en que lo hemos vencido. Y digo hemos porque mi amada familia y mis ángeles estuvieron conmigo a lo largo del camino.
No sé si ya es tiempo de llamarme sobreviviente o no he cumplido el plazo pero ya me considero sobreviviente.
A los valientes guerreros que lo padecen o lo han padecido les aliento a tener fuerza,  coraje y confianza porque es una guerra que SI se puede ganar.




Publicar un comentario